miércoles, mayo 22, 2024
InicioEditorialIntercambios de disparos

Intercambios de disparos

Dentro de poco, las entelequias internacionales junto a  grupos locales moldeados en una defensa parcializada de los «derechos humanos'» dirigirán nuevamente sus cañones a desacreditar en el exterior a la República Dominicana con  los enfrentamientos de la Policía Nacional con violentos delincuentes que en ocasiones son abatidos en intercambios de disparos.

Si el tema de los intercambios de disparos no ha sido el centro del discurso político opositor interno o en las grandes cadenas mediáticas, se debe a que al hacerlo chocarían de frente con la inmensa mayoría de una población harta de los contantes robos, atracos y asesinatos por parte de forajidos reincidentes en esos crímenes.

Los tiempos de los atracos realizados con navajas, cuchillos o destornilladores pasaron a la historia, ahora tenemos en la lista sicarios, una claque de malhechores, bien armados, violentos y sanguinarios, que no se conforman con arrancar celulares, prendas o dinero, sino que a pesar a no ofrecerles resistencia, igual te disparan a mansalva.

Muchas amas de casas, estudiantes y humildes trabajadores son a diario víctimas indefensas de estos criminales implacables, que cometen fechorías confiados de que si alguna vez son apresados en poco tiempo estarán de nuevo en las calles, sembrando terror y desasosiego en ciudades y campos.

Nadie pide a la Policía Nacional que tome las leyes en sus propias manos, pero en las actividades delincuenciales del presente, se une el uso y abuso de las drogas narcóticas con el carácter brutal de criminales violentos, entonces, en esas circunstancias, ¿debe la Policía responder con flores cuando intentan apresar a un antisocial que les recibe con una lluvia de balas?

 

- Advertisment -

MÁS POPULAR

- Advertisment -